Desarrollo de los pueblos de los andes

John Rowe  

Desarrollo de los pueblos de los andes

Nuestra historia es muy larga y como en otras partes del mundo es necesario periodificarla para comprenderla mejor.

Fue el antropólogo John Rowe, quien en 1952 elaboró un primer intento de periodificación de esta época de nuestra historia. De acuerdo a su clasificación la historia prehispánica podría entenderse como la sucesión de períodos de desarrollo cultural sobre un espacio considerable de los Andes. Estos períodos los denominó Horizontes  y fueron tres : Temprano, Medio y Tardío. Luego en cada uno de estos horizontes se producirían desarrollos locales o regionales, a ellos se los denominó Intermedios, clasificados en Temprano y Tardío.

Medio natural y manejo del medio

El crecimiento de las aldeas provocó un aumento de la densidad demográfica. Ante este hecho surgieron nuevas aldeas o se ampliaron las ya existentes. Esta situación hizo necesaria la aparición de un lugar que se encargara de la producción y almacenamiento de los bienes acumulados. Una solución fue el surgimiento de los centros ceremoniales. De esta manera el poder se fue concentrando en los grupos de sacerdotes que inaguraron los gobiernos teocráticos.

La oferta alimenticia

La dieta de los pobladores costeños incluía una variedad de peces y moluscos. En los valles costeños se cultivaban calabazas, pallares, frijoles, habas, maní, y tubérculos, también se aprovechaba la producción de árboles frutales. Además se utilizaba el ají y la sal para condimentar las comidas. Por su parte el algodón era cultivado para utilizarlo luego en la confección de vestidos y redes de pescar.
 La conformación de la dieta serrana, no es tan conocida como la costeña debido a la escacez de trabajos arqueológicos. Sin embargo, se sabe que fue fundamental el cultivo de tubérculos. la quinua y la maca. Los pueblos situados cerca de los lagos y los ríos consumieron tanto peces de agua dulce como aves acuáticas y ranas, y utilizaron los totorales. en las zonas mas elevadas la cría de llamas y alpacas fue fundamental, combinada con la caza de camélidos silvestres como los guanacos y las vicuñas.

La movilidad espacial y los intercambios

Conforme se iba complejizando y creciendo la vida aldeana, las necesidades alimenticias aumentaron. Como se mencionó antes, esto intentó resolverse mediante el intercambio de productos entre las aldeas.
El conocimiento del curso de los ríos les permitió explotar las zonas y ponerse en contacto con otros pueblos. De esta manera la circulación de productos alcanzó distancias considerables, este fue el caso de la concha marina mullu de las costas ecuatorianas y de la obsidiana de Huancavelica.
Fue en este contexto de una generalización de los intercambios que se extendió el cultivo del maíz tanto en la Sierra como en la Costa. Asimismo hay evidencias de la introducción de rebaños de camélidos en la Costa y la Sierra norte. Estos animales eran empleados como medio de transporte y como ofrendas en los rituales religiosos. Además su lana era utilizada en la elaboración de rituales religiosos.

Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

Plataforma educativa de recursos educativos digitales
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.