Organización social y político Ayamara

Organización Social y Político Ayamara

La sociedad aymara estuvo signada por la desigualdad social. Los señores sacerdotes, guerreros y comerciantes conformaron una poderosa dominante, los pastores, campesinos y artesanos fueron los elementos confortantes de la clase trabajadora. Unos moraron en las ciudades que eran muy pequeños, los otros vivieron en el campo fundado pueblos o aldeas.
Estimativas actuales sostienen que el 80% de los 1.6 millones de aymaristas estén viviendo en las ciudades desempeñando actividades económicas informales y periféricas. El 20% restante vivirían en el medio rural laborando en la pequeña agricultura y pastoreo en las peores condiciones de miseria. Como los castellano hablantes de las urbes son intolerantes con las lenguas nativas, un aymarista es forzado a aprender el español y consecuentemente ocultar su idioma materno hasta a sus propios hijos que por lo general solo hablan español. Esto resulta en la alta tasa de decrecimiento de los aymara hablantes que amenaza con la extinción del aymara como lengua viva.

Políticamente, al desintegrarse Tiwanaku, se  formaron reinos que no alcanzaron una unidad geopolítica férrea, pero sui lingüística y culturalmente. El origen de la Cultura aymara se debió a la confluencia de tres importantes reinos: Collas, lupacas y pacajes. Existieron otros reinos  mas débiles  que estuvieron controlados, a manera de colonias, por el tri-Estado aymara tales como: Omasuyus, Canas, Cnachis, Collaguas, Ubinas, etc., muchos grupos étnicos poblados, por ese entonces, la región altiplánica siendo los principales: Collas, Aymaras, Puquinas y Uros. Collas fueron  las canas, canchis, collaguas, chumpipilcas, cahuanas, carumas y taratas; aymaras eran os lupacas, pacajes, carabucos, carancas, llaxas, carcaras y lipes.

El grupo étnico fue el màs numerosos y el que ejerció el dominio político así como demográfico en la región altiplánica. Hay quienes sostiene que los puquinas fueron los verdaderos forjadores de la cultura Tiawaku mientras que los aymaras sus destrucciones.

 Los colas y lupacas se encontraban sumergidos, en guerras. Eran batallas entre las castas gobernantes de los reinos mayores y menores que se disputan el control geopolítico de la Meseta del Collao. Lucha entre los reyes Zapana (Colla) y Cari (Lupaca). Se considera que Hatunclla fue la capital de Los Colla, Chucuito de los Lupaca y Caquiaviri de los Pacaje, pero ciertas investigaciones dicen que estas ciudades fueron inkas.

Finalmente, los diversos reinos y señoríos aymaras, aunque conservar mucho de su propia cultura.

Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

Plataforma educativa de recursos educativos digitales
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.