Antonio José de Sucre (1823)

Antonio José de Sucre  (1823)

Oficial del ejército libertador y Gran Mariscal de Ayacucho. Nació en Cumaná, Venezuela. Su carrera militar la inició como cadete en la Compañía de Húsares de Fernando VII en 1809, en adelante su vida estuvo ligada a la emancipación de la patria y a la de Hispanoamérica, fue nombrado por Bolívar Jefe del Estado Mayor del Ejército libertador en 1819. En 1820 por órdenes de Bolívar, inicia las campañas de liberación del Sur y en 1821, es nombrado Jefe del Ejército del Sur de Colombia, logrando la independencia de las provincia de Ecuador en las batallas de Ríobamba y Pichincha.Vino al Perú encargado del mando en 1823 con poderes dictatoriales y dio apoyo a la segunda expedición de Intermedios, luego hubo de afrontar la pugna entre Riva Agüero y Torre Tagle.

Preparó la venida de Bolívar y cuando éste llegó, le recomendó la difícil tarea de preparar y organizar tropas para la campaña final que culminó con la victoria de Ayacucho el 9 de diciembre de 1824, al mando del Ejército Unido, con lo cual logra el título de Gran Mariscal de Ayacucho.

Tuvo a su cargo la dirección de las operaciones por orden del Libertador que había viajado a la costa. Finalmente en la capitulación de Ayacucho prosiguió su campaña hacia el sur de Puno y el Alto Perú.En 1825, ocupa el territorio del Alto Perú, que se independiza del gobierno de Buenos Aires. Convocó una asamblea en Chuquisaca (ciudad que, en 1840, recibiría la denominación de Sucre en su honor) que decidió la independencia del Alto Perú el 6 de agosto de 1825, pasando a llamarse República de Bolivia. Sucre fue el primer presidente de esta nueva nación desde el 28 de octubre de 1826, y a los dos años renunció para retirarse a la vida privada y reunirse en Quito con Mariana Carcelén, marquesa de Solanda, con quien se había casado por poderes el 20 de abril de 1828.

Los ataques de Santander y de las fuerzas del gobierno peruano le hicieron dejar Bolivia, luego del ataque a la guarnición de Chuquisaca en abril de 1828. Al año siguiente, participa en la campaña de Tarqui, su última empresa militar. En 1830 Bolívar le llama a Bogotá a formar parte del Congreso Constitucional, del cual es elegido Presidente el 20 de enero. El pueblo de Bogotá deseaba hacerlo Presidente pero sus enemigos lo impidieron introduciendo una ley que prohibía ejercer la presidencia a una persona menor de cuarenta años. Tras relatar ante éste el fracaso de su gestión en la frontera Venezolana, después de las elecciones, sale de Bogotá hacia Quito, ignorando los rumores y advertencias acerca de planes para atentar contra su vida. En una emboscada tendida en la montaña de Berruecos, en el suroeste de la actual Colombia, fue asesinado el 4 de junio de 1830, quedando sus restos en Pasto hasta 1833, cuando son trasladados a Quito, en donde reposan hasta el día de hoy.

Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.