La Expedición Científica Española

La Expedición Científica Española

La Expedición Científica Española

En 1862 sale de Cádiz una expedición científica española a Sudamérica dirigida por el Almirante Luis Hernández Pinzón. Luego de un año de viaje la expedición llegó al Callao en Julio de 1863, pero luego se retira del puerto antes del 28 de Julio. Aunque esta expedición llega al Perú con la fachada de científica, en el fondo perseguía objetivos políticos de colonización imperialista sobre nuestro país, que de ser posible lo llevara a recuperar y restaurar su antigua monarquía colonialista.

El Pretexto: El Incidente de Talambo

Mientras tanto en Lambayeque, en una Hacienda denominada Talambo, se produce un enfrentamiento entre colonos españoles y peruanos muriendo un español. Este hecho fue muy exagerado por la escuadra española y la corona española desarrolló una gran campaña de publicidad en Europa para atacar al Perú. La corona española acreditó a Eusebio Salazar y Mazarredo para venir al Perú en calidad de “Comisario Regio”, hecho que no fue aceptado por el gobierno peruano, al ser este un título que España solo utilizaba en sus colonias. Frente a esta actitud del gobierno peruano, España responde ocupando militarmente las islas de Chincha, una de las más ricas en producción de guano.

Reacción Peruana

La posición del gobierno peruano frente a esta situación fue negociar en términos diplomáticos. Frente a esta posición estaba la postura radical de ciertos sectores que planteaban declarar la guerra a España y recuperar las islas de Chincha. Esta última posición fue defendida por los ricos consignatarios del guano que tenían grandes intereses en estas islas. En ese contexto, el gobierno de Pezet se somete dócilmente a las exigencias españolas firmando el Tratado “Vivanco-Pareja” (27-01-1865), tratado obsecuente y entreguista que resultó lesivo y perjudicial a los intereses del Perú, dado que estipulaba la desocupación de las Islas guaneras a cambio del pago de una indemnización de 3 millones de pesos a España, además del recíproco saludo de  los pabellones en acto de desagravio público. Por fortuna, el repudio popular y la oposición de los sectores políticos y militares presionan evitando la ratificación del Tratado en el Congreso.
Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.