La agricultura en el virreinato

La agricultura en el virreinato

Durante el coloniaje la propiedad de la Tierra esta caracterizada por la aparición de grandes haciendas o latifundios. Latifundismo y servidumbre serán los pilares básicos de la agricultura colonial. Adquiriendo una fisonomía cuasi feudal, el indio estará atado al latifundio como el siervo lo estuvo al feudo. Su origen no está en las encomiendas, dado que éstas no daban derechos sobre la tierra. Podían formarse a partir de tierras que el Rey cedía a particulares, lo cual era llamado “Merced de tierra”.

A veces algún español se posesionaba de tierras libres (que en teoría pertenecían todas a la corona) y después legalizaba su propiedad. A esto se le llamaba “Composición”. La mano de obra en la costa fue proporcionada por los esclavos, en la sierra los yanaconas fueron la mano de obra explotada. Los yanaconas fueron indios que huían de sus pueblos para eludir el tributo y la mita y trabajaban gratuitamente en las haciendas a cambio de una parcela para cultivar.

Fue el símbolo del feudalismo en los andes. La producción agraria de los latifundios abastecía al reducido mercado interno: ciudades y centros mineros. Cabe indicar también que en comparación con el aparato agrario incaico, la agricultura colonial fue de menor calidad y desarrollo.

Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

Plataforma educativa de recursos educativos digitales
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.