Extirpación de Idolatrías

Extirpación de Idolatrías

La invasión militar hispana al Tawantinsuyo trajo consigo la imposición religiosa, todo ello con el propósito de consolidar la dominación mediante mecanismos ideológicos, que buscase perpetuar el sistema opresor instituido en beneficio de los advenedizos invasores. Esta tarea de adoctrinamiento y catequización implicaba destruir los elementos propios de su cultura ancestral andina, vale decir, religión, lengua, usos, costumbres; implicaba, EXTIRPAR DE RAIZ los elementos mismos que tipificaban su personalidad cultural, privar al indio de sus armas de resistencia espiritual e ideológica, sin la cual, aceptaran con resignación y sumisión la nueva fe y cultura occidental.

En esta lóbrega tarea tendrán protagonismo los tristemente célebres “curas doctrineros, extirpadores de idolatrías o arqueólogos al revés. Este procedimiento consistía en la visita que con apoyo militar hacían los sacerdotes en los pueblos indios para quemar todo símbolo cultural andino, sobretodo símbolos religiosos como las huacas, que eran lugares sagrados y los ídolos venerados por la población autóctona. Este proceso aspiraba a destruir la cosmovisión andina, el sistema de creencias y valores ancestrales andinos.

Necesario es recordar la figura tristemente célebre de Bartolomé Lobo Guerrero como uno de los más crueles extirpadores de idolatrías, además de Francisco de Ávila y Cristóbal de Albornoz.
Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

Plataforma educativa de recursos educativos digitales
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.