Blasco Núñez de Vela (1544 – 1546)

Blasco Nuñez de Vela
Blasco Nuñez de Vela | FuenteMuseo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú

Blasco Núñez de Vela (1544 – 1546)
(1° Virrey del Perú)

Primer virrey del Perú, natural de Ávila; casado con doña Brianda de Acuña, tuvieron tres hijos: don Antonio, don Juan y don Cristóbal. Creado el Virreinato del Perú, por Real cédula del 20 de noviembre de 1542, Carlos V designó para ejercer el cargo a un hombre de probada lealtad por los eminentes servicios prestados a la Corona: Blasco Núñez de Vela, caballero de Ávila. Como todo humano irascible y de un carácter violento, era inapropiado para hacer cumplir las 40 "Nuevas Leyes", en un ambiente donde se habían arraigado los intereses creados de los gobernadores.

La impetuosidad del virrey de hacer cumplir las leyes, cueste lo que costare, dio origen a una nueva guerra civil de intereses, cruenta y destructora, con su consiguiente muerte. Los miembros de la Real Audiencia, creada por la misma real cédula y ratificada en Valladolid el 13 de setiembre de 1543, que debían secundarle, una vez inaugurado su funcionamiento, tuvieron que alejarse, estimulando el desconocimiento de su autoridad.

La real Audiencia era un Tribunal de Justicia en lo civil y penal, cuya función era asesorar al virrey como una especie de Consejo de Gobierno. Núñez de Vela hizo su ingreso a la capital del nuevo virreinato el 15 de mayo de 1544, con el título de vice- soberano o visorey como se le llamaba.

Uno de los primeros acontecimientos en su virreinato fue el asesinato de Manco II en 1944, legítimo heredero, hijo de Huayna Capác y Mama Runtu. Se deduce que fue asesinado por su parlamentario Gómez Pérez enviado por el virrey, cuya misión era fijar las condiciones para que Manco saliera de Paz de Vilcabamba.

Núñez de Vela, traía en su cartera severas ordenanzas de la Corte para poner en orden a las encomiendas y asumir un trato justo con el aborigen. Trató de imponerlas con toda honradez y lealtad, y sin medir las consecuencias de esta actitud hostil contra los conquistadores, quiso servir a su rey con una intención loable y digno afán.

Los presuntos daños que irrogarían a los intereses de los encomenderos con la implantación de las nuevas medidas reales, en el Cuzco encontraron su asidero de protesta y el germen de la insurrección brotó de la vieja capital: el ombligo del mundo. El 20 de noviembre de 1542 al 1 de marzo de 1543 los encomenderos del Cuzco se revelan encabezando el movimiento el conquistador Gonzalo Pizarro.

El 18 de setiembre de 1544, en los comicios populares de los vecinos notables a instancia de la Real audiencia, acuerdan expulsar al Virrey. Gonzalo Pizarro entra a Lima el 28 de octubre de 1544 y la Real audiencia le entrega el poder el 30 como gobernador.

El Virrey embarcado rumbo a España, en el trayecto recupera su autoridad y desembarca en Tumbes. Organiza nuevamente su ejército y en un lugar cercano a Quito (Ecuador) llamado Iñaquito el 18 de enero de 1546, se encuentra con las tropas de Gonzalo Pizarro.

Allí el Virrey, fue vencido, hecho prisionero y en el mismo campo de batalla decapitado.

Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

Plataforma educativa de recursos educativos digitales
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.