Capitulación de Toledo (1529)

Pizarro ante Carlos V , Por Fortunato Julián.

Ante la negativa de Pedro de los Ríos en autorizar un nuevo viaje a las tierras de levante en 1529 los socios de la conquista deciden enviar a Pizarro ante la Corona con el propósito de obtener autorización Real directa. Es así que Pizarro firma la famosa Capitulación de Toledo el 26 de julio de 1529 con la Reina Isabel de Portugal, esposa de Carlos V.

Este acuerdo significó el triunfo personal de Pizarro en desmedro de sus Socios, debido a las enormes ventajas y beneficios que sacó de ella y de este modo quedaba legalizada y legitimada por la misma Corona la expedición de la Conquista del Tawantinsuyo.

La capitulación estipulaba lo siguiente:

a. Pizarro sería gobernador, capitán general, adelantado, alguacil mayor, tendría el privilegio del descubrimiento en la región comprendida entre el río Tempula o Santiago (Ecuador) y las 200 lenguas al Sur de este punto. Tendría un ingreso anual de 700000 maravedíes.
b. Almagro gobernador de la fortaleza de Tumbes, tendría el título de Hidalgo. Tendría un ingreso anual de 300000 maravedíes.
c. Luque obispo de Tumbes y protector de los indios, con un ingreso anual de 1000 ducados anuales
d. 13 de la Isla del Gallo, serían Hidalgo y los que ya tenían este título serían caballeros de la Espuela y Capa Doradas.
e. Bartolomé Ruiz: Piloto mayor del Mar del Sur.
f. Pedro de Candía: Jefe de Artillería.
g. Derechos de la Corona al Quinto Real
h. Derechos de la Iglesia a raíz del Real Patronato 


La capitulación de Toledo es la raíz y el origen de los resentimientos y odios entre los conquistadores. Al regreso de Pizarro a América trajo consigo a sus ambiciosos hermanos: Gonzalo, Hernando y Juan Pizarro, así como a su hermanastro Martín de Alcántara.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Más información en: Carpeta Pedagógica.